lunes, 27 de agosto de 2012

Tomate el día.

Tomate un cuarto del día y estate triste
Yo voy a seguir a tu lado y
Respiraré por vos si es necesario
Durante esas horas.

Hablarte de autores que nos gustan a los dos
Mañana voy a faltar al trabajo porque quiero hacerte el desayuno
Vos solo esperame en la cama, yo lo estoy preparando
Prendé los parlantes, escuchá como te canto

Una canción para que estés bien
Unas palabras para inscribir en tu piel
Mi cuerpo para que lo ames
Mi boca para la beses

A tu predisposición todos los días, yo
Todavía sigo en este planeta, así que
No habrá problema en que pueda hacer alguna gracia
Malabares con naranjas y aullidos en la sala
Aullidos que te cantan


Una canción para que estés bien
Unas palabras para inscribir en tu piel
Mi cuerpo para que lo ames
Mi boca para la beses

Y escuchar a Serú, como nos acarician el alma un rato más
Tomando te, acovachados en el sillón, tapados por una frazada
Con la tele en mute, con Cheaters en la tele
O tal vez el guerrero más letal, verlos pelear por nuestro amor,
Por nuestro amor ellos batallan, ellos batallan por tu amor.

Cuento de terror.

Entró al baño y se miró al espejo.
De repente, una puntada lo atacó en el su costado derecho y luego de retorcerse, se miró al espejo de nuevo pero vió que sus ojos no estaban y tenía un espacio vacío. Un espacio vacío y negro. Entonces un escalofrío recorrió sus piernas hasta llegar a su nuca, se arrodilló en el suelo y procedió a dejar de existir a conveniencia de la decencia y moral de la agencia de modelaje de productos para el rostro en el cual trabajaba.

domingo, 26 de agosto de 2012

Tengo muchas cosas para decir pero no puedo traducirlas a palabras educadas. Y si digo lo que pienso de verdad sería excesivamente vulgar. Pero puedo decir que mi cabeza es una pieza en la que están encerrados David y Goliath. Están peleando. Y ninguno de los dos siente que va a poder salir de la pieza en algún momento.
borrar algo de lo que escribís es un delito.
te guste o no, esas palabras salieron de vos, y tienen un significado. te guste o no.
la noche acaba de empezar y yo no me siento capaz de poder dormir. no voy a poder dormir. no estoy bien.
y acabo de borrar un texto entero y no puedo recuperarlo.

jueves, 23 de agosto de 2012

Recopilación de buenos momentos.

Hola (peregrino), que tal tu vida?
Te cuento unas cosas que no sabía a quien contarle.
Oh, perdon, soy medio boba y no te dije quien soy,
Ahora si.

Es sábado a la noche y me cantás esas canciones,
Te digo que te odio pero es todo una broma,
Debe ser el destino o algo de eso
Lo que hizo que nos llevemos así en este momento.

Dale, seguí agregandonos proyectos!
Cuando vengas vamos a necesitar una vida entera para hacer todo.
Es bastante largo lo que tenía para decir, despues lo hablamos mejor
(Este es mi numero nuevo)

Tengo mucho así que te voy a charlar y molestar igual,
Sos la primera persona que me dice que soy cool,
Ahora ya cocino y estoy más tranquila,
Estoy haciendo unos brownies, soy una fiestera.

Por supuesto, soy una mujer que cumple su palabra
Me quedé sin internet y presté la pc
Puedo asesinar lo que me queda de credito
llamandote?

Se acabó la llamada, pero valió la pena.
Mañana hablamos, te quiero!

Quiero volver a casa, me siento mal!
Siempre me interesaste, para ser sincera.
Ves que sos una dulzura?
Nunca me pareciste pesado, la pesada me siento yo.

Todavía tengo que encontrarte un apodo lindo, pero no bobo
Sos tan dulce, le voy a poner tu nombre a uno de mis ositos
Yo le doy alojamiento en el mio a tu corazón
Que duermas bien, mon cherie, te quiero un montón.

Sos tan perfecto que, a veces creo que
sos un sueño
Que sueñes cosas lindas, te amo mucho
En este momento me encantaría ser tu almohada para que me abraces

La conversación de hoy me dio que pensar
Graciar por tanto, mi vida
Saber que soy lo mas importante en tu vida y viceversa,
Y que quieras un futuro conmigo y me ames me hace feliz, me hace feliz.

martes, 21 de agosto de 2012

La sangre.

La sangre de una mujer ha sido derramada. Escapa y se muestra e incomoda a ciertos hombres sin respeto a sus propias madres ni hermanas ni ninguna fémina. Esta sangre se ha derramado y todos bailamos de felicidad. Nadie llora. Solo estos hombres y algunas incautas mujeres a los cuales olvidé nombrar lo hacen. Vete! Vete, maldito represor del cuerpo. Aquí estamos todos unidos y unidas. Todos los sexos nos damos la mano, palmeamos nuestras espaldas y besamos nuestras mejillas. Amo los pelos en su cuerpo. Amo verla amarse y no caer en la fácil tentación de ceder y sacarlos cuando los quiere. Acaricio los pelos de su axila y beso su boca. Amo su panza, más grande que la mía, con su gordura y sus bellos vellos púbicos. Maldita seas, historia y sociedad ordenada por los hombres, bajo el dogma de una religión la cual tiene una figura fálica invertida como adoración. Malditos ellos que hicieron que el decir las palabras ''gorda'' y ''pelos'' en la mujer sea un insulto, una falta de educación, una mala palabra. Yo la amo y ella se ama. Porque ahora nos recriminan el amarnos como personas, pero no de una manera completa y hermosa? Pero ahora eso no importa. Todos y todas nos reunimos y nos amamos sin palabras, y nos abrazamos aunque tengamos solo una espalda y solo dos brazos. Y nos amamos como yo la amo, completa y vigorosamente. Los mismos olores, los mismos sentimientos, la vida a flor de piel como un guante apretando la mano con la que agarramos la copa para brindar. Un día todos nos amaremos, y ese día la sangre correrá sin vergüenza.

martes, 7 de agosto de 2012

Doble X y galaxia en la esquina.

   Estabas sentada justo enfrente mío. Dos invisibles formaban una equis en tu largo pelo marrón. Lacio, suave y completamente manejable para mi y para vos, tus pelos se distribuían por todos lados. Tenías algunos que eran rebeldes y tenían ondulaciones, pero todos eran solitarios, proyectos inacabados de rulos.
   El sol se lanzaba hacia el con mucha violencia; era otoño, y no había ninguna nube. La luminosidad hacía que, vistos con detenimiento, parecieran galaxias diminutas, danzando al vaivén de los movimientos de tu cabeza y el colectivo.
   Un par de mechones se posaban sobre tus hombros. Reparé en sus puntas, y vi que tenías una especie de bucles, naturales, sospeché. No es que no cuides tu pelo, solo que no parecían arreglados.
   Yo soñaba con tocarlos algún día, pero no hoy. Hoy estaba muy ocupado describiendote desde el asiento atrás del tuyo.

domingo, 5 de agosto de 2012

Querida.

Cae la noche, y el sueño se acerca
Cierras los ojos y de a poco piensas
En como los días se te hacen eternos
Jugando en el patio, tocando la tierra

Das unos pasos, y miras atrás
Tus piernas cansadas quieren reposar
Corriste al gatito, lo hiciste maullar
Tus ojos brillaron, la luz tu mirar

Y aunque yo quiera que crezcas despacio
Ahora ya empezaste a hacer garabatos
Y con mi guitarra te doy mi cantar
Y vos me escuchás, junto a tu mamá

Se cae la noche, y se cierran tus ojos
Ahora duerme tranquila, y mañana seguimos
Se cae la noche y se cierran tus ojos
Todos dormiremos, incluso el gatito.

miércoles, 1 de agosto de 2012

Cíclico.

Caminó doce cuadras hasta el estacionamiento y buscó su auto en el indivisable mar de chapa. Lo encontró lejos de donde lo había dejado, pero igual que antes: dos puertas, azul oscuro y con una calcomanía perteneciente al anterior dueño que decía ''Dios es mi GPS''. Atea desde los 16, se dirigió hacia su casa ese mismo domingo a las 09:00 y después de saludar al portero subió al ascensor, con la mano en el tablero frío y seco de metal. Después de la (esperada) brusca frenada apretó dos veces el botón con el numero 18 y se dejo sobresaltar por la reanudación del ascensor y llegó al departamento.
   Acarició a su gato, busco su cuaderno oficio con la lapicera negra en el anillado y se sentó a escribir. Escribió durante veinte minutos , hizo aletear la mano un poca para relajarla y se sentó enfrente del televisor. Puso una película que estaba en ingles sin subtitulos y que permaneció así, ya que no tenía ganas de levantarse a agarrar el control remoto y activarlos. Se ató bien fuerte los cordones y luego de dar la ultima vuelta entró en la cocina y se sentó en la silla a prepararse algo para tomar.
   Martín salió de su casa y luego de ponerse los auriculares le pidió a Steven que por favor le diera lo que quería. Después de tomar el vaso de veneno, ella empezó a sentir que sus dimensiones crecían en dimensiones absurdas y que le dolía la garganta. Esa parte le pareció obvia, pero lo de las piernas no lo esperaba. Cambió de canción y está vez en español: no le tengas miedo a la oscuridad (por favor), tratá de ser fuerte y de vencer a las sombras de esta noche interminable. De las piernas, pasó a la espalda. El dolor la arqueaba tanto que sentía que iba a poder morder su propia espalda. Martín Martín potasio potasio. Tachó el ''it'' y puso un ''me''. Me sentís llegando? Se sentía una idiota. Maldito veneno, podría haberse pegado un tipo y muy probablemente todo se terminaba más rápido. Che, esto no es el cielo pero se parece. Encima la puerta está abierta. Por favor, que dolor. Mu muerte no debía ser así, quería que me encontraran en un estado un poco más pacífico, que van a pensar cuando me encuentren toda retorcida y con dolor en mi cara. Paula. Paula, despertate. Dale, que hay baba por toda la mesada. Baba? Martín, que hacés acá? Yo me estaba muriendo, y que pasó? Muriendo no te estás muriendo, estás viva y estoy al lado tuyo. Vamos a cenar? Tengo mucha hambre, Martín. Voy a cocinar algo. No, dejame que cocino yo. Que es eso que estuviste escribiendo ahí? O contamelo después, primero acostate en el sillón que te cuento que canciones escuché yo.